TailandiaViaje con Duende

Bangkok, sus templos y ruinas, el Mekong, sus tribus y un paseo en elefante, y como no, sus playas paradisícacas... Pero no puedes visitarla y dejarte atrás el tren de la muerte de Kanchanaburi y sus impresionantes vistas. Como siempre, tenemos múltiples opciones en función de lo que busques, hasta un barco para los aventureros que quieran ver de verdad el país, en el que os bajaréis con el chef a mercados locales para comprar la comida que cocinaréis después a bordo. Un país que se debe visitar... con mucho Duende.

SRI LANKAViaje con Duende

Marco Polo la definió como la isla más bonita del mundo, considerada como "La perla del índico", nos adentraremos en ciudades llenas de misticismo, naturaleza exuberante, templos, fortalezas, playas exóticas y cultura milenaria. Todo ello junto en una isla de tamaño perfecto para que podáis recorrerla sin perdernos nada.

VietnamViaje con Duende

La bahía de Halong, sus ciudades patrimonio de la UNESCO, el Paso de las Nubes o los túneles de la resistencia del Mekong te transportarán a otros mundos. Detalles como los arrozales de Sapa, trekking y mercados de etnias, son uno de los lugares para guardar para siempre en un lugar especial de tu memoria. La naturaleza desbordante de Hoa-lu, y su magnífica gastronomía. Un país que nunca decepciona.

LaosViaje con Duende

Una forma perfecta de complementar tu visita al sudeste asiático es este misterioso país. Hay lugares mágicos, muy mágicos y después están las cuevas de Pak ou. Imprescindible.

IndiaViaje con Duende

Este país fascinante, se extiende desde las orillas del Mar Arábigo hasta los pies de la cordillera del Himalaya, una imprescindible mezcla de belleza en forma de vegetación tropical densa en el litoral, además de la arquitectura, cultura, idiomas y el estilo de vida. Es una país que nunca deja indiferente, y al que hay que ir con la mente en blanco... para llenarla de magia y misticismo.

CamboyaViaje con Duende

Para los más aventureros hasta hace no mucho, hoy en día Camboya recibe a los visitantes con los brazos abiertos. Siem Reap, situada al noroeste del país, es la puerta a los templos de Angkor, sin duda el lugar más visitado del país. Lo podrás ver mil veces en documentales o te lo podrán contar, pero la magia que sientes al estar allí es inigualable.

BaliViaje con Duende

Bali no es sólo playa. Indonesia es mucho más que Bali. Es una mezcla cultural y natural espectacular. Sus templos, su selva, los volcanes dónde podréis hacer un trekking para ver amanecer, su cultura, su amplia variedad de oferta deportiva, su mundo étnico... y claro que si, también sus playas. Viaje fácil a sudeste asiático, una de las primeras opciones.

JapónViaje con Duende

País absolutamente diferente a todo lo que hayas visitado. Lo mejor es conocer su legado: alojarse en un ryokan, ver el Monte Fuji, asistir a una clase de sushi, recorrer el camino de Kumano Kodo, perderse en el barrio electrónico de Tokyo, visitar una casa de samurái, viajar en el tren bala o cenar en Kyoto con una Maiko, son algunas de las experiencias de un destino con mucho Duende.